Split en 3 días, ¡intenso pero posible!

Split en 3 días es intenso pero posible 💪⠀
Llena de callecitas blancas de piedra como esta. No tenía mal gusto Dioclesiano cuando decidió construir acá su Palacio. ⠀

Día 1 – Después de almorzar en Sexy Cow (tienen opción veggie), nos fuimos a comprar unos sombreros porque el sol pega fuerte y te derretís. ⠀

Había coordinado un WineTasting de vinos Croatas en @UjeOilBar que se los SUPER RECOMIENDO!!! Mario, el encargado de explicarnos sobre cada vino, nos trajo además una comida deliciosa para maridar. ⠀

El calor agobiante nos impulsó a buscar una playa para refrescarnos y fuimos a Bačvice, aunque no nos mató (Uruguay tiene playas de arena blanca), el agua estaba en su punto perfecto y nos dimos un chapuzón.⠀
Buscando dónde cenar nos topamos con el Gradska Kavana Central o Café Central y nos llenamos con una rica pizza de camarones y dos cervezas locales.
Se imaginan que con todo lo caminado encima nos fuimos a dormir. ⠀

Dia 2 – Nos despertamos con hambre (como siempre) y fuimos en busca de una cafetería. En Split está la cadena Bobis, donde podés tomarte un café bastante a precio. Eso si, para comer tenés que acercarte a alguna pekarna (panadería). Es común en Croacia que no sirvan comida en las cafeterías y podés llevarte la comida al café si preferís hacer todo junto.⠀
La idea era recorrer el Palacio Dioclesiano, pero la cantidad de gente que ya se había amontonado a las 10 am era imposible.⠀
Se largó a llover, así que varios turistas huyeron, mientras otros terminaron en el piso por los resbalones en las piedras que son super resbaladizas.⠀

Al salir el sol queríamos aprovechar el día, así que nos fuimos a caminar por el Parque Marjan, un recorrido de 1 hora y media que termina en la playa. En el camino nos cruzamos con varias capillas medievales y unas vistas increíbles de la ciudad.⠀

Después de tanta caminata, llegar a la playa fue un alivio.

La lluvia volvió por nosotros pero logramos esquivarla, gracias a los árboles frondosos que nos encontramos en el camino.

El hambre ya picaba y habíamos visto una trattoría que teníamos ganas de probar.

Después de llegar a la casa y darnos una buena ducha reparadora, nos fuimos a cenar a Konoba Ínsula (Taberna Ínsula) y nos partimos la boca con un risotto de camarones y zucchini. ¡Riquísimo! Los dos risottos más medio litro de vino blanco, más una botella chica de agua nos salió alrededor de 220 Kunas, un poco más de 30 dólares.

Día 3 – Como les dije, a eso de las 10 am el Palacio Diocleciano ya se llena de gente y es imposible sacar buenas fotos sin cientos de cabezas. Por eso nos despertamos a las 7:15 am, desayunamos y salimos de excursión fotográfica. ¡Una muy buena decisión!

Fuimos al Palacio, subimos la Torre y además visitamos la Iglesia que presume ser la primera catedral y además visitamos el templo a Júpiter.

Dato interesante: En el sótano del Palacio es donde Daenerys tenía a sus dragones, por eso se llena de turistas fanáticos de la serie. También hay un museo de GOT y una tienda de regalos en la ciudad.

Helado de por medio, nos fuimos a preparar las valijas porque al mediodía salimos para Trebijne en Bosnia – Herzegovina, un viaje que nos llevó 8 horas, mucho sol y mucho cansancio. Pero eso les cuento en el próximo post.

Madrid, primeras impresiones

Madrid, primeras impresiones

Hola, mi nombre es Triana, uruguaya, 29 años y saqué junto a mi novio F. un pasaje a Europa sin retorno. ¿Por qué? Porque queremos conocer nuevos lugares, culturas, aprender más de la historia, ver las obras de grandes artistas que admiramos, escuchar y aprender nuevos idiomas, ver el mundo como viajeros y no como turistas. No es que esté mal, pero queremos saborear cada ciudad como si fuese nuestra y para eso se necesita tiempo. Así que desde este momento lloverá en este blog información del “viejo continente”. Intentaré transmitir todo lo que este viaje me devuelva y comenzamos por la clásica y atractiva Madrid.

Continuar leyendo “Madrid, primeras impresiones”

Las 9 reglas de oro para lograr tu living de revista

Las 9 reglas de oro para lograr tu living de revista

Cada vez que encontrás una foto en Pinterest o Instagram de esos livings magníficos, armoniosos y perfectos, pensás: ¿parecen hechos a medida? ¡Si!, son realmente pensados a medida, y vos también podés lograrlo con estas 9 reglas SA-GRA-DAS.

Continuar leyendo “Las 9 reglas de oro para lograr tu living de revista”

Recicla: Ser parte de la solución

Recicla: Ser parte de la solución

Recicla es una marca que conozco casi desde su apertura, verla crecer y transformarse es la afirmación de que en Uruguay se pueden hacer cosas copadas. Lograron evolucionar el concepto de “second hand” a su lado más positivo, que es la sustentabilidad y reutilización de prendas, haciendo el trabajo más difícil de re educar al cliente, creando consciencia. En un mercado excedido y sin control, ellas eligieron ser parte de la solución.

Continuar leyendo “Recicla: Ser parte de la solución”

El diablo está en los detalles…

El diablo está en los detalles…

Nos preocupamos por los muebles, la pintura, los colores de los textiles pero, ¿cuánta atención le ponemos a esos pequeños detalles que pueden hacer magia con una simple transformación?

2019 le pone el ojo a las pequeñas cosas de tu hogar. Las manijas, tiradores, perillas, picaportes y demás, se vuelven pequeñas joyas del espacio para darle elegancia a tu mobiliario.

Continuar leyendo “El diablo está en los detalles…”

Terrazo: La sustentabilidad veneciana

Terrazo: La sustentabilidad veneciana

Quién no pisó alguna vez un piso de terrazo, en la casa donde crecimos o en mi caso, muy presente en los pisos de la casa de mis abuelos. Como todo en esta vida ¡está de vuelta! Hizo su comeback en 2018 pero poco a poco se va colando con nuevas formas y sobre todo, colores más jugados.

Continuar leyendo “Terrazo: La sustentabilidad veneciana”