El Recibidor, un rincón con encanto

La entrada de tu casa es un pequeño pero muy aprovechable espacio. Esos pocos metros pueden ser de una utilidad increíble y te cuento como transformarlo.

Mi recibidor tiene placard

Si tu casa te recibe con un placard estás de suerte. Pensá que allí es donde podés guardar los abrigos y descongestionar el de tu cuarto en invierno. Además de poder hacer un espacio para zapatos de entre casa y botas de lluvia, entre otros elementos. Si no te gusta la idea, siempre podés quitarles las puertas y decorarlo con alguna planta de interior y agregarle color.

Mi recibidor es sólo pared

¡Bendita libertad! Podés decorar como quieras. Darle un color de acento a esa pared la va a diferenciar del resto. Un mueble de apoyo con una cajonera para guardar cosas importantes y un perchero a la pared para ahorrar espacio. ¡Todo es posible!

Mi recibidor es muy pero muy chico

No hay excusas, por más chico que sea siempre se encuentra la manera de adaptarlo a tu gusto y necesidad. Sólo se precisa un pienso. De hecho, podés utilizar materiales a tu favor y darle a ese lugar la ilusión de mayor tamaño con la pintura adecuada, una buena iluminación y los muebles a medida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s