Kotor, Budva y Herceg Novi, las joyas del Adriático.

Montenegro no estaba en los planes y la verdad es que no sabía mucho de este país, más que se independizó en 2006 y desde 2017 los uruguayos no necesitamos visa para ingresar.

Nuestro primer destino fue Herceg Novi, el viaje lo hicimos desde Trebinje, a modo de “escapada” por el fin de semana.  Llegamos en un mini bus de unas 12 personas que casi perdemos en la estación porque estaba lleno, pero unas señoras muy amablemente le insistieron al chofer para que nos dejaran subir y nos hicieron el espacio.  No es un viaje largo, más o menos 1 hora y media, dos si la frontera se pone densa.

Cuando llegamos hacía mucho calor. La ciudad es costera, con más de 30 grados la gente estaba disfrutando de la playa. 
Herceg Novi es simple, o paseás por la ciudad vieja o disfrutas de la costa.
Eso sí, te advierto que tiene una parte alta y una baja, subir esas escaleras al mediodía en pleno verano no es la actividad más recomendable.

Empecemos el recorrido

Para una buena foto panorámica te recomiendo ir al Fuerte Kanli Kula, que en turco significa “Torre sangrienta”. 

Construido en el S. XVI este fuerte funcionó como seguridad y prisión del imperio otomano. La entrada sale 2€ por persona y la vista de las montañas es magnífica.

Otra parada es La Torre reloj que mandó a construir el sultán Mahmud en 1667 es por donde ingresás a The Old Town. 

Si estás con mucho calor en la plaza contínua se encuentra la fuente Karaca para refrescarse después de toda la caminata.
 ¡Tenía más ganas de zambullirme que de tomar agua!

Dentro la ciudad vieja podés recorrer varias iglesias como la de St. Jerónimo reconstruida en el S. XIX tras la destrucción de la original construida en 1856.

St. Miguel Arcángel es la principal de la plaza y es la más recomendada para visitar ya que conserva elementos del Imperio Bizantino, Romano, Gótico y Musulmán. Un buen mix cultural. 

 La de St. Leopold es producto del Imperio Veneciano y fue construida para homenajear a Leopoldo Mandic que fue proclamado Santo por el Papa Juan Pablo II.

No pudimos ver mucho más porque ya teníamos que irnos a Kotor, pero si van con tiempo pasen por la Fortaleza Española y vayan a la playa. 
La costa es amplia y la rambla está llena de locales para comprar souvenirs de los más creativos que he visto en estos cinco meses de viaje, ropa, helados y una gran oferta gastronómica.

Kotor

A eso de las 14 horas nos fuimos a nuestro Airbnb en Kotor, la vedette de Montenegro.
Esta ciudad fue elegida en 2016 como la ciudad del año por Lonely Planet, y su turismo no para de crecer.
Las Bocas de Kotor la forman varias ciudades costeras como: Kotor, Budva, Herceg-Novi, Perast,  Tivat, Risan, Dobrota y Prčanj. 

Lo que no hicimos pero te recomiendo hacer es ir en plan de 1 semana, elegir una de estas ciudades como base y aprovechar los días para recorrer las otras.

La ciudad vieja de Kotor la recorrés en una tarde, nosotros hicimos un tour para entender un poco más la historia de la ciudad por boca de un local y ponernos en contexto por donde estábamos caminando. 

Vista desde la ventana del Airbnb

La belleza de Kotor es creación del Imperio Veneciano que reinó hasta 1797 y luego pasó a manos del Imperio Austro – Húngaro y como todos los balcanes, fue parte de Yugoslavia hasta su independencia en 2006.

Lo interesante de esta ciudad es su geografía, algunos dicen que son los fiordos más australes, otros que es un cañón sumergido. La realidad es que en Kotor estás rodeada por montañas casi 360 grados. 

Una tarde en Budva 

A solo una hora de bus desde Kotor está Budva que ostenta las mejores playas, tiene de arena también. También poseé su ciudad vieja con aires italianos y es la elegida por jóvenes con ganas de fiesta (grupo del que me gustaría formar parte pero ya no me da el cuerpo).

Fuimos a comer a Verde, un local chico y supe rico que vende tortillas, wraps, ensaladas y demás comidas veraniegas. Lo encontramos por TripAdvisor en el momento y no defraudó para nada. Ideal para comer algo liviano. 

Si estás con ganas de merendar andá al Café Mozart que hacen café orgánico de Lavazza y sirven unos postres riquísimos. Eso sí las porciones son gigantes. 

Datos importantes:

  • La moneda es el Euro. 
  • La mejor fecha para ir es en primavera o empezando el verano.
  • Durante la temporada alta las rutas montenegrinas son un calvario y un viaje de 40 minutos te puede demorar 2 horas. Nos pasó al regreso de Budva hacia a Kotor y de Kotor a Dubrovnik, este viaje duraba como mucho 2 horas y se atrasó 6. Hermosa experiencia. 
  • Los pasajes se pueden sacar en el momento, aún en temporada alta.
  • El tour lo hicimos con la gente de Montenegro Hostel, tenés que reservar tu lugar. 

Ojalá te inspire a conocer este país encantador con grandes paisajes.

¡Contame tu experiencia!  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s