Guía para conocer Estocolmo

Guía para conocer Estocolmo

La capital de Suecia no tiene ritmo de gran ciudad, acá la gente se toma su tiempo. Cuando entrás a algún local comercial te atienden con una sonrisa tal, que parece que se alegran de verte, de verdad.
Y no nos olvidemos de la practicidad sueca, en este país abunda el sentido común, lo obvio no se piensa. Los trenes no se demoran.

Llegamos desde Budapest al aeropuerto de Skavsta, y de ahí un bus de 2 horas que nos llevó a la estación central de Estocolmo. Pero como nos quedamos en Bromma, desde la estación nos tomamos un tren a la casa y llegamos justo a tiempo, no nos alcanzó la lluvia.

Estocolmo está formada por 14 islas unidas por 57 puentes, así que la manera más fácil de guiarte es conociendo las principales que te voy a contar ahora.

Gamla Stan

La isla aloja el casco antiguo de la ciudad. Vas a poder ver el Palacio Real, la plaza Stortorget, el ayuntamiento y la calle de los souvenirs, también el museo Nobel.
Como curiosidad tenés que conocer la calle Marten Trotzigs Grand, la más estrecha con tan solo 90cm de ancho.

Plaza Stortorget


Metiéndote por callecitas, vas a ver en un patio interno la estatua más pequeña conocida como Järnpojken o niño de hierro al que la gente le deja caramelos, monedas y hasta le tejen bufandas en invierno.

Södermalm 

Es el barrio hipster y donde vas a encontrar grandes cafeterías y tiendas vintage como Modern Retro.
A la entrada de la isla desde Gamla Stan vas a ver el Ascensor Katarina, la mejor forma de disfrutar las vistas panorámicas de la ciudad.

Södermalm está llena de cafecitos variados en estilo, desde el escandinavo tradicional al vintage más under.
Pero te dejo el listado de cafeterías más abajo para que disfrutes de un buen Fika.

Djurgården

La isla de los museos y en mi opinión lo que esperás ver de Estocolmo.
Acá vas a poder visitar el Museo Vasa, construido alrededor de un barco que naufragó en el 1600 y que encontraron 333 años después en un estado de conservación casi impecable.
Muy cerca está el Nordiscka Museet que recorre la historia desde el S.XVI pasando por el vestuario, la evolución del mobiliario, las festividades y además tiene una exposición muy interesante sobre los aborígenes nórdicos, los Samis que habitan en Laponia, región que abarca el norte de Suecia, Noruega y Finlandia.
También en este barrio está el Museo de ABBA que aunque no fui dicen que la experiencia es bastante interactiva.

Vasa Museo

Otros datos a tener en cuenta…

  • Cada línea del tunnelbana o subte/metro está intervenida por un artista diferente, así que es una buena oportunidad para ver arte gratis. ⠀
  • Suecia sigue avanzando en el diseño nórdico y es un lugar hermoso para hacer Deco compras. ⠀

El Fika, que nunca falte

En Suecia tomarse un café es un ritual y tiene nombre, “Fika”. Pero es mucho más que tomar un simple café, es hacerlo con la gente que querés, en compañía. 
Mi novio y yo amamos el café, tanto que hace meses viajamos con una cafetera italiana en la valija porque nos pasó varias veces de no tener cafetera en el Airbnb que nos alojábamos y esos no fueron días felices. Así que compramos una en Londres. 

Pero volviendo al tema, en Estocolmo encontrar una cafetería es tarea fácil. De todas formas te cuento a cuales fui y qué me parecieron.

@vetekatten es una tradición, esta pastelería viene haciendo delicias y sirviendo café desde 1928, así que algo de experiencia tienen. El café no lo sirven muy caliente pero es rico.⠀⠀⠀⠀⠀

@lofbergs no sólo tiene un Capuccino riquísimo sino una excelente ambientación nórdica. Para tirarte en el sillón y disfrutar tu momento Fika ⠀⠀⠀

@cafepascal queda en el barrio hipster de Södermalm y es todo lo que está bien, si no vean la foto de este post. Un ambiente súper relajado y los kanelbullar más ricos. Es de los que más disfruté. 

Otro que recomiendan mucho pero no tuvimos la oportunidad de ir es Il Caffé en la Isla de Södermalm.

Espero que esta guía te haya sido de utilidad, espero tus comentarios y ante cualquier duda escribime 🙂

Tu guía para conocer Budapest

Tu guía para conocer Budapest

Con total honestidad no estaba muy convencida de ir a Budapest. Teníamos que llegar a Estocolmo el 5 de setiembre y estábamos en Trebinje, al sur de Bonia y Herzegovina. Decidimos entonces ir hasta Sarajevo, para luego tomar un vuelo a Budapest, aprovechar para conocerla unos días y emprender viaje a Suecia.
Aunque el plan fuera bueno no me convencía, no sabía qué esperar, no sabía si iba a ser mucho tiempo o poco. No sabía.
Llegamos el 1 de setiembre y fue amor a primera vista.

Tuvimos un viaje súper rápido, llegamos a Migraciones y el oficial sólo nos dijo “hola” y “chau”, selló el pasaporte y ya.

Del aeropuerto a la ciudad

Nos hospedamos en un Airbnb del lado de Pest (la parte divertida) y para llegar ahí tuvimos que tomar un bus que tomás a la salida del aeropuerto por 900 huf, unos 3 usd por personas, hace pocas paradas y tiene como destino la plaza principal. El airbnb nos quedaba a unos 15 minutos, así que decidimos caminar.

Primeras impresiones

Llegamos pasadas las 15h por lo que el hambre atacaba y salimos a buscar algún lugar abierto. Así nos cruzamos con Karavan, una especie de garage abierto lleno de foodtrucks con comidas típica hungaras como el langos, una pizza frita con queso crema y sabores, o el famoso goulash. También hay comida vegetariana, hamburguesas, etc.
Con la panza llena nos fuimos de caminata. Nos fuimos cruzando con murales, puertas intervenidas artísticamente, bares decorados con mucha personalidad, y si, Budapest es under, es cultural y es de esencia joven.

Los Ruin Pubs

No tenía este concepto hasta que llegué acá y sin duda son un must. Ubicados en el Barrio Judío, el primero en abrir sus puertas fue mítico Szimpla Kert. Sus dueños decidieron en 2002 construir un bar en una casa abandonada forzosamente durante la Segunda Guerra Mundial, ante la deportación de más de 10.000 personas judías. No cambiaron nada el aspecto de como estaba, y así nació el concepto de “ruin pub”.

Hablemos de walking tours

Son nuestra nueva obsesión porque además de aprender nos llevamos tema para investigar después sobre hechos que nos sorprendieron o edificios que no conocíamos. Además de poder sacarte la duda de lo que quieras directamente con un local. 

Hicimos el tour de la ciudad, que nos llevó por las principales atracciones y además cruzamos el puente principal hacia Buda para conocer el Castillo y la iglesia.

Si te interesa hacer el walking tour te dejo el link acá: Free walking tours

Si los tours no son lo tuyo, esto es lo que no te podés perder:

Del lado de Pest

  • El museo de Artes, la fachada es una maravilla en verde jade.
  • El Parlamento – El arquitecto se inspiró en el Parlamento Inglés, y ya teníamos la data que los edificios del Parlamento fueron construidos con piedras de la isla de Brač en Croacia.
  • La Gran Sinagoga – La segunda más grande luego de la que está en Nueva York.
  • Basílica de San Esteban – Aunque no tiene la estructura de Basílica fue nombrada por el papa Pio XI “Basílica Menor”.
  • Los baños termales – Debido a una falla geológica Budapest tiene aguas termales por toda la ciudad, de hecho fueron los otomanos los que inculcaron la práctica de los baños termales. Lo Baños Széchenyi son los más visitados.
  • Muy cerca de La Plaza de los Héroes está el Castillo de Vajdahunyad, que se levantó en 1896 para una exposición pero debido al éxito se construyó en piedra y ladrillo.

Del lado de Buda

  • El castillo de Buda / Palacio Real
  • La iglesia de San Matías
  • La casa de Harry Houdini, que nació en Budapest bajo el nombre de Erik Weisz.
  • El Bastión de los Pescadores
  • La vista de Pest desde el castillo de Buda

Si están con tiempo vayan a la Isla Margarita, además de tener más iglesias y monumentos para ver, se encuentra los baños Platinus Strand y Spa, de gran calidad.

Entre paprika y gulyás

En Hungría todo lleva paprika y la encontrás en cualquier mercado, tienda, restaurante o supermercado. La comida en Budapest es bastante accesible comparada con otras ciudades europeas. Podés disfrutar de un almuerzo en el turístico Mercado Central sin dejar un riñón.

Gulyás del Mercado Central

Si sos como yo, que no como carnes rojas o pollo o cerdo, no desesperes porque siempre hay opciones. Podés optar por paprikas rellenas de verduras y se come también mucha pasta.

El gulyás lo podés comer más seco como en la foto de arriba o tipo sopa como la imagen a continuación. Según mi novio, ambas son deliciosas.

Sopa gulyás en Vía Luna

En el mismo restaurante yo me pedí unos ñoquis con salsa siciliana de diferentes hongos a la crema y era una delicia. Les recomiendo el restaurante Via Luna para una cena en pareja o en familia. La atención es más que genial y hasta nos hablaron en español al saber que éramos uruguayos.

Ñoquis a la siciliana en Vía Luna

En el Grand Café Budapest sirven desayunos TODO EL DÍA, hasta las 22h. Lo encontramos de casualidad buscando un lugar para merendar y como siempre en Budapest nos atendieron muy bien y este postre cito de chocolate blanco y fresas era una maravilla.

Ya sea de paseo por el día, de vacaciones o cualquiera sea el motivo que los traiga a Budapest no se olviden de perderse, de dejarse llevar por la buena vibra de la ciudad y de siempre mirar para arriba o para atrás, porque es una ciudad que te sorprende y te regala una postal. 

Camino a Andorra

Camino a Andorra

De Andorra no conocía mucho, sabía que se hacía esquí, que habían montañas, uno de los spas más famosos y que quedaba cerca de España y Francia. Pero no sabía con qué me iba a encontrar y aún mejor no sabía lo que me esperaba.
El camino a Andorra lo hicimos desde Barcelona, se llega solo por tierra y decidimos hacerlo por Bla Bla Car, fue el primero de muchos. Coordinamos con Jordi, un Barcelonés pasado en los 40s que vive en Andorra, así que temprano en la mañana partimos hacia el punto de encuentro.

Andorra La Vella

Jordi tiene un aspecto de montaña, ese look sin esfuerzo. Luego de una breve introducción, de intercambiar nombres, países y motivos del viaje, procedió a poner música, un disco de una banda que no recuerdo pero que sonaba a rock melódico español de los 80. Fede iba delante, yo preferí ir más cómoda atrás, leyendo “Charlotte“ de David Foenkinos, recomendado por mi querida María en las clases de escritura que tomé antes de venir a Europa. 
Nunca me había ni asomado a una montaña, así que cuando emprendimos carretera y empezaron a aparecer esos paisajes de alturas inimaginables no podía prestar atención a mi lectura. Intentaba seguir leyendo y mirar de vez en cuando para afuera, pero la tentación de la naturaleza se vuelve irresistible y me dejé llevar. 

Guardé el libro y me dispuse a disfrutar de esos paisajes, la verdad es que por esa carretera no sé cuando voy a volver a pasar. 
La vista se iba deleitando hasta que allá a lo lejos algo brillaba por demás. El reflejo del sol de la primera mañana jugaba una mala pasada y no me dejaba distinguir. Cuando al fin más cerca el misterio se develó y la nieve se dejó ver. 
No, nunca había visto nieve en mi vida y ver esa montaña gigante, con la cima blanca raramente produce esa sensación de calor, de naturaleza protectora. 
Luego de dos horas y media, o un poco más, llegamos a Andorra la Vella (o Vieja). Capital de Andorra y ciudad rodeada por los Pirineos entre España y Francia, un sueño.  Imaginen nuestro estado de emoción al salir a caminar y ver que estás rodeado totalmente por montañas y nieve, N I E V E.

En Andorra se habla Catalán, un idioma con una cadencia que te enamora al instante, queda apuntado en mis pendientes aunque sea intentar hablarlo y se escucha música de los 90´s como Gigi D´Agostino y otros grandes hits.   La ciudad es chica, llena de tiendas ya que Andorra La Vella es como un gran free shop, o al menos lo supo ser. Si piensan venir de compras averigüen antes los precios porque no todo conviene, sin embargo el impuesto es de los más bajos de Europa, yo me compré el IPad 2018 donde ahora estoy escribiendo este relato por 239€.

La magia de Ordino

La mayoría de la gente viene a Andorra La Vella a comprar, otra gran parte también a esquiar. Quizás los del segundo grupo son los que recorren más este principado y llegan a descubrir otras maravillas, como la que descubrimos nosotros, Ordino. 
Según Wikipedia, Ordino es una parroquia del Principado de Andorra, que posee 7 parroquias en total. Ejercen poder eclesiástico y civil a través de la comuna o “comú“ en catalán. Es de fácil acceso ya que tomándote un bus local llegás en unos 30 minutos. Pero llegás a otro mundo.  Este pueblo andorrano también rodeado por los Pirineos te deja sin aire, aquí se encuentra el pico de la Font Blanca de unos 2903m. Uno de los picos más altos del Principado y se jactó durante siglos de ser el centro industrial de Andorra, con gran poder en la industria metalúrgica.  También tiene muchas historias y leyendas de la época medieval. 

Ordino

¿Qué es lo más disfrutable de Ordino?

El silencio.

El canto de los pájaros.

Las cumbres nevadas.

El calor del sol en la cara.

El frío hogareño.

Los colores tierra.

Las tonalidades blancas,

El verde de los pinos.

El olor a pino.

Las construcciones de piedra.

El fluir del río.

El café caliente.

La madera rústica.

La gente amable.

Y las montañas vigorosas.

En fin, Ordino hace de la palabra abrumante un poema, de hecho me salió escribirle un poema que algún día me animaré a compartir. 

No se pierdan de visitar esta maravilla de la naturaleza.

Madrid intensa belleza

Madrid intensa belleza

Madrid tiene una calma rara. Rara para lo grande que es, con ella me llevé una sorpresa, no pensé que la iba a querer. Pasamos 7 días en la ciudad en los que 2 nos hicimos unas escapadas a Segovia y Toledo. Pero esos lugares merecen un post aparte.

Me hubiese quedado semanas o meses en Madrid, quizás algún día lo haga, quizás alguna ciudad me guste más. Por lo pronto, les voy a compartir los cinco mejores lugares, por lo menos para mi.

Continuar leyendo “Madrid intensa belleza”

Madrid, primeras impresiones

Madrid, primeras impresiones

Hola, mi nombre es Triana, uruguaya, 29 años y saqué junto a mi novio F. un pasaje a Europa sin retorno. ¿Por qué? Porque queremos conocer nuevos lugares, culturas, aprender más de la historia, ver las obras de grandes artistas que admiramos, escuchar y aprender nuevos idiomas, ver el mundo como viajeros y no como turistas. No es que esté mal, pero queremos saborear cada ciudad como si fuese nuestra y para eso se necesita tiempo. Así que desde este momento lloverá en este blog información del “viejo continente”. Intentaré transmitir todo lo que este viaje me devuelva y comenzamos por la clásica y atractiva Madrid.

Continuar leyendo “Madrid, primeras impresiones”