Guía para conocer Estocolmo

Guía para conocer Estocolmo

La capital de Suecia no tiene ritmo de gran ciudad, acá la gente se toma su tiempo. Cuando entrás a algún local comercial te atienden con una sonrisa tal, que parece que se alegran de verte, de verdad.
Y no nos olvidemos de la practicidad sueca, en este país abunda el sentido común, lo obvio no se piensa. Los trenes no se demoran.

Llegamos desde Budapest al aeropuerto de Skavsta, y de ahí un bus de 2 horas que nos llevó a la estación central de Estocolmo. Pero como nos quedamos en Bromma, desde la estación nos tomamos un tren a la casa y llegamos justo a tiempo, no nos alcanzó la lluvia.

Estocolmo está formada por 14 islas unidas por 57 puentes, así que la manera más fácil de guiarte es conociendo las principales que te voy a contar ahora.

Gamla Stan

La isla aloja el casco antiguo de la ciudad. Vas a poder ver el Palacio Real, la plaza Stortorget, el ayuntamiento y la calle de los souvenirs, también el museo Nobel.
Como curiosidad tenés que conocer la calle Marten Trotzigs Grand, la más estrecha con tan solo 90cm de ancho.

Plaza Stortorget


Metiéndote por callecitas, vas a ver en un patio interno la estatua más pequeña conocida como Järnpojken o niño de hierro al que la gente le deja caramelos, monedas y hasta le tejen bufandas en invierno.

Södermalm 

Es el barrio hipster y donde vas a encontrar grandes cafeterías y tiendas vintage como Modern Retro.
A la entrada de la isla desde Gamla Stan vas a ver el Ascensor Katarina, la mejor forma de disfrutar las vistas panorámicas de la ciudad.

Södermalm está llena de cafecitos variados en estilo, desde el escandinavo tradicional al vintage más under.
Pero te dejo el listado de cafeterías más abajo para que disfrutes de un buen Fika.

Djurgården

La isla de los museos y en mi opinión lo que esperás ver de Estocolmo.
Acá vas a poder visitar el Museo Vasa, construido alrededor de un barco que naufragó en el 1600 y que encontraron 333 años después en un estado de conservación casi impecable.
Muy cerca está el Nordiscka Museet que recorre la historia desde el S.XVI pasando por el vestuario, la evolución del mobiliario, las festividades y además tiene una exposición muy interesante sobre los aborígenes nórdicos, los Samis que habitan en Laponia, región que abarca el norte de Suecia, Noruega y Finlandia.
También en este barrio está el Museo de ABBA que aunque no fui dicen que la experiencia es bastante interactiva.

Vasa Museo

Otros datos a tener en cuenta…

  • Cada línea del tunnelbana o subte/metro está intervenida por un artista diferente, así que es una buena oportunidad para ver arte gratis. ⠀
  • Suecia sigue avanzando en el diseño nórdico y es un lugar hermoso para hacer Deco compras. ⠀

El Fika, que nunca falte

En Suecia tomarse un café es un ritual y tiene nombre, “Fika”. Pero es mucho más que tomar un simple café, es hacerlo con la gente que querés, en compañía. 
Mi novio y yo amamos el café, tanto que hace meses viajamos con una cafetera italiana en la valija porque nos pasó varias veces de no tener cafetera en el Airbnb que nos alojábamos y esos no fueron días felices. Así que compramos una en Londres. 

Pero volviendo al tema, en Estocolmo encontrar una cafetería es tarea fácil. De todas formas te cuento a cuales fui y qué me parecieron.

@vetekatten es una tradición, esta pastelería viene haciendo delicias y sirviendo café desde 1928, así que algo de experiencia tienen. El café no lo sirven muy caliente pero es rico.⠀⠀⠀⠀⠀

@lofbergs no sólo tiene un Capuccino riquísimo sino una excelente ambientación nórdica. Para tirarte en el sillón y disfrutar tu momento Fika ⠀⠀⠀

@cafepascal queda en el barrio hipster de Södermalm y es todo lo que está bien, si no vean la foto de este post. Un ambiente súper relajado y los kanelbullar más ricos. Es de los que más disfruté. 

Otro que recomiendan mucho pero no tuvimos la oportunidad de ir es Il Caffé en la Isla de Södermalm.

Espero que esta guía te haya sido de utilidad, espero tus comentarios y ante cualquier duda escribime 🙂

Kotor, Budva y Herceg Novi, las joyas del Adriático.

Kotor, Budva y Herceg Novi, las joyas del Adriático.

Montenegro no estaba en los planes y la verdad es que no sabía mucho de este país, más que se independizó en 2006 y desde 2017 los uruguayos no necesitamos visa para ingresar.

Nuestro primer destino fue Herceg Novi, el viaje lo hicimos desde Trebinje, a modo de “escapada” por el fin de semana.  Llegamos en un mini bus de unas 12 personas que casi perdemos en la estación porque estaba lleno, pero unas señoras muy amablemente le insistieron al chofer para que nos dejaran subir y nos hicieron el espacio.  No es un viaje largo, más o menos 1 hora y media, dos si la frontera se pone densa.

Cuando llegamos hacía mucho calor. La ciudad es costera, con más de 30 grados la gente estaba disfrutando de la playa. 
Herceg Novi es simple, o paseás por la ciudad vieja o disfrutas de la costa.
Eso sí, te advierto que tiene una parte alta y una baja, subir esas escaleras al mediodía en pleno verano no es la actividad más recomendable.

Empecemos el recorrido

Para una buena foto panorámica te recomiendo ir al Fuerte Kanli Kula, que en turco significa “Torre sangrienta”. 

Construido en el S. XVI este fuerte funcionó como seguridad y prisión del imperio otomano. La entrada sale 2€ por persona y la vista de las montañas es magnífica.

Otra parada es La Torre reloj que mandó a construir el sultán Mahmud en 1667 es por donde ingresás a The Old Town. 

Si estás con mucho calor en la plaza contínua se encuentra la fuente Karaca para refrescarse después de toda la caminata.
 ¡Tenía más ganas de zambullirme que de tomar agua!

Dentro la ciudad vieja podés recorrer varias iglesias como la de St. Jerónimo reconstruida en el S. XIX tras la destrucción de la original construida en 1856.

St. Miguel Arcángel es la principal de la plaza y es la más recomendada para visitar ya que conserva elementos del Imperio Bizantino, Romano, Gótico y Musulmán. Un buen mix cultural. 

 La de St. Leopold es producto del Imperio Veneciano y fue construida para homenajear a Leopoldo Mandic que fue proclamado Santo por el Papa Juan Pablo II.

No pudimos ver mucho más porque ya teníamos que irnos a Kotor, pero si van con tiempo pasen por la Fortaleza Española y vayan a la playa. 
La costa es amplia y la rambla está llena de locales para comprar souvenirs de los más creativos que he visto en estos cinco meses de viaje, ropa, helados y una gran oferta gastronómica.

Kotor

A eso de las 14 horas nos fuimos a nuestro Airbnb en Kotor, la vedette de Montenegro.
Esta ciudad fue elegida en 2016 como la ciudad del año por Lonely Planet, y su turismo no para de crecer.
Las Bocas de Kotor la forman varias ciudades costeras como: Kotor, Budva, Herceg-Novi, Perast,  Tivat, Risan, Dobrota y Prčanj. 

Lo que no hicimos pero te recomiendo hacer es ir en plan de 1 semana, elegir una de estas ciudades como base y aprovechar los días para recorrer las otras.

La ciudad vieja de Kotor la recorrés en una tarde, nosotros hicimos un tour para entender un poco más la historia de la ciudad por boca de un local y ponernos en contexto por donde estábamos caminando. 

Vista desde la ventana del Airbnb

La belleza de Kotor es creación del Imperio Veneciano que reinó hasta 1797 y luego pasó a manos del Imperio Austro – Húngaro y como todos los balcanes, fue parte de Yugoslavia hasta su independencia en 2006.

Lo interesante de esta ciudad es su geografía, algunos dicen que son los fiordos más australes, otros que es un cañón sumergido. La realidad es que en Kotor estás rodeada por montañas casi 360 grados. 

Una tarde en Budva 

A solo una hora de bus desde Kotor está Budva que ostenta las mejores playas, tiene de arena también. También poseé su ciudad vieja con aires italianos y es la elegida por jóvenes con ganas de fiesta (grupo del que me gustaría formar parte pero ya no me da el cuerpo).

Fuimos a comer a Verde, un local chico y supe rico que vende tortillas, wraps, ensaladas y demás comidas veraniegas. Lo encontramos por TripAdvisor en el momento y no defraudó para nada. Ideal para comer algo liviano. 

Si estás con ganas de merendar andá al Café Mozart que hacen café orgánico de Lavazza y sirven unos postres riquísimos. Eso sí las porciones son gigantes. 

Datos importantes:

  • La moneda es el Euro. 
  • La mejor fecha para ir es en primavera o empezando el verano.
  • Durante la temporada alta las rutas montenegrinas son un calvario y un viaje de 40 minutos te puede demorar 2 horas. Nos pasó al regreso de Budva hacia a Kotor y de Kotor a Dubrovnik, este viaje duraba como mucho 2 horas y se atrasó 6. Hermosa experiencia. 
  • Los pasajes se pueden sacar en el momento, aún en temporada alta.
  • El tour lo hicimos con la gente de Montenegro Hostel, tenés que reservar tu lugar. 

Ojalá te inspire a conocer este país encantador con grandes paisajes.

¡Contame tu experiencia!  

Camino a Andorra

Camino a Andorra

De Andorra no conocía mucho, sabía que se hacía esquí, que habían montañas, uno de los spas más famosos y que quedaba cerca de España y Francia. Pero no sabía con qué me iba a encontrar y aún mejor no sabía lo que me esperaba.
El camino a Andorra lo hicimos desde Barcelona, se llega solo por tierra y decidimos hacerlo por Bla Bla Car, fue el primero de muchos. Coordinamos con Jordi, un Barcelonés pasado en los 40s que vive en Andorra, así que temprano en la mañana partimos hacia el punto de encuentro.

Andorra La Vella

Jordi tiene un aspecto de montaña, ese look sin esfuerzo. Luego de una breve introducción, de intercambiar nombres, países y motivos del viaje, procedió a poner música, un disco de una banda que no recuerdo pero que sonaba a rock melódico español de los 80. Fede iba delante, yo preferí ir más cómoda atrás, leyendo “Charlotte“ de David Foenkinos, recomendado por mi querida María en las clases de escritura que tomé antes de venir a Europa. 
Nunca me había ni asomado a una montaña, así que cuando emprendimos carretera y empezaron a aparecer esos paisajes de alturas inimaginables no podía prestar atención a mi lectura. Intentaba seguir leyendo y mirar de vez en cuando para afuera, pero la tentación de la naturaleza se vuelve irresistible y me dejé llevar. 

Guardé el libro y me dispuse a disfrutar de esos paisajes, la verdad es que por esa carretera no sé cuando voy a volver a pasar. 
La vista se iba deleitando hasta que allá a lo lejos algo brillaba por demás. El reflejo del sol de la primera mañana jugaba una mala pasada y no me dejaba distinguir. Cuando al fin más cerca el misterio se develó y la nieve se dejó ver. 
No, nunca había visto nieve en mi vida y ver esa montaña gigante, con la cima blanca raramente produce esa sensación de calor, de naturaleza protectora. 
Luego de dos horas y media, o un poco más, llegamos a Andorra la Vella (o Vieja). Capital de Andorra y ciudad rodeada por los Pirineos entre España y Francia, un sueño.  Imaginen nuestro estado de emoción al salir a caminar y ver que estás rodeado totalmente por montañas y nieve, N I E V E.

En Andorra se habla Catalán, un idioma con una cadencia que te enamora al instante, queda apuntado en mis pendientes aunque sea intentar hablarlo y se escucha música de los 90´s como Gigi D´Agostino y otros grandes hits.   La ciudad es chica, llena de tiendas ya que Andorra La Vella es como un gran free shop, o al menos lo supo ser. Si piensan venir de compras averigüen antes los precios porque no todo conviene, sin embargo el impuesto es de los más bajos de Europa, yo me compré el IPad 2018 donde ahora estoy escribiendo este relato por 239€.

La magia de Ordino

La mayoría de la gente viene a Andorra La Vella a comprar, otra gran parte también a esquiar. Quizás los del segundo grupo son los que recorren más este principado y llegan a descubrir otras maravillas, como la que descubrimos nosotros, Ordino. 
Según Wikipedia, Ordino es una parroquia del Principado de Andorra, que posee 7 parroquias en total. Ejercen poder eclesiástico y civil a través de la comuna o “comú“ en catalán. Es de fácil acceso ya que tomándote un bus local llegás en unos 30 minutos. Pero llegás a otro mundo.  Este pueblo andorrano también rodeado por los Pirineos te deja sin aire, aquí se encuentra el pico de la Font Blanca de unos 2903m. Uno de los picos más altos del Principado y se jactó durante siglos de ser el centro industrial de Andorra, con gran poder en la industria metalúrgica.  También tiene muchas historias y leyendas de la época medieval. 

Ordino

¿Qué es lo más disfrutable de Ordino?

El silencio.

El canto de los pájaros.

Las cumbres nevadas.

El calor del sol en la cara.

El frío hogareño.

Los colores tierra.

Las tonalidades blancas,

El verde de los pinos.

El olor a pino.

Las construcciones de piedra.

El fluir del río.

El café caliente.

La madera rústica.

La gente amable.

Y las montañas vigorosas.

En fin, Ordino hace de la palabra abrumante un poema, de hecho me salió escribirle un poema que algún día me animaré a compartir. 

No se pierdan de visitar esta maravilla de la naturaleza.