Copenhague para pocos días

Copenhague para pocos días

No saben las ganas que tenía de conocer Copenhague, siempre me pareció una ciudad hermosa, ordenada y con una oferta increíble para disfrutar. Traté de relajar las expectativas porque la experiencia me dice que nunca es bueno ilusionarse tanto, pero muy en mi interior tenías unas ganas tremendas de que Copenhague fuera esa idea que tenía en mi cabeza.
Y si, ¡lo fue! Aunque no me acostumbro mucho a la estructura de isla de los países nórdicos, Copenhague fue más de lo que esperaba.

Nuestro día en Malmö no había comenzado siendo el mejor, la lluvia súper molesta, el día gris y un pronóstico de lluvia para toda la semana no vaticinaba días muy productivos para Copenhague.
Llegamos a la ciudad con lluvia y a la media hora de estar instalados en nuestro Airbnb el sol se hizo presente para un primer día radiante.
No lo dudamos un segundo y nos fuimos a caminar.

Por experiencia tratamos de ir a los lugares típicos o “esos que no te podés perder” el primer día. Así que nos propusimos llegar al famoso barrio de Nyhavn.

Nyhavn, el paseo de los marinos 

Es LA FOTO de Copenhague. El barrio fue creado por el Rey Christian V como paseo portuario, se imaginaran que no tenía ni cerca la prolijidad y limpieza de hoy.
En la actualidad está lleno de bares y restaurantes para disfrutar al lado del canal. Eso si, los precios son más elevados que una o dos cuadras más abajo.

Dato extra: Por la gente de @mecopenhague descubrí un día después de irnos de la ciudad que debajo del emblemático Nyhavn 17 existe hasta hoy la casa de tatuajes más antigua del mundo que data de 1884, donde se tatuaba el Rey Federico XI. Quedará la próxima visita.

Hans Christian es más que La Sirenita

Ya había escuchado a mucha gente quejarse del tamaño de la estatua de La Sirenita, o decir que es decepcionante. La verdad no entiendo como una estatua puede decepcionar, pero lo cierto es que la huella de Hans Christian Andersen en Copenhague es mucho más profunda.
Te vas a cruzar con sus cuentos en cada librería o tienda de souvenir, Hans está por todos lados.
La historia de La Sirenita, su estatua, no tiene mucha magia. Fue a pedido por la familia más rica de Dinamarca, los Jacobsen, fundadores de la cerveza Carlsberg. Además de dar este regalo al mundo le dieron a Copenhague una variada colección de arte, entre ellas la metarialización del cuento de Andersen.


Lo que más me gustó fue escuchar la historia de cuando el escritor llegó a la ciudad.
Hans llegó a Copenhague desde Odense con 14 años y se instaló en el famoso Hotel Du Nord, hoy Magasin Du Nord.
El lujoso Hotel tenía grandes habitaciones para la alta sociedad, pero Hans, de origen pobre, se quedó en un dormitorio pequeño, que apenas entraba una persona, pero tenía la vista que Hans quería y su único propósito.
Su ventana daba al Teatro de Copenhague donde él sabía que iba a triunfar como bailarín de Ballet.
Puso su plan en marcha y para conseguir una audición comenzó a perseguir a la directora del Ballet, donde ella fuera, allí estaría Hans. La táctica le funcionó y por cansancio ganó esa audición.
Hans se presentó y sus dotes de bailarín resultaron ser pésimos.
Pero su propósito continuó, si no iba a ser bailarín sería actor, así que comenzó a perseguir al director de teatro.
Al igual que la vez anterior, el cansancio venció y tuvo su audición que resultó ser pésima nuevamente. Hans no iba a ser actor.
Renovó energías y se propuso un nuevo plan, si no iba a ser ni bailarín ni actor, quizás podría entrar al Teatro como cantante.
Conociendo las experiencias previas de persecución de Hans, el director del Coro le dio de inmediato la oportunidad, y ¡Hans fue brillante! Una voz soñada y hermosa.

Pero como toda historia tiene su caída, la suerte de Hans sólo duraría pocos meses, lo que su voz adolescente tardó en desarrollarse y así perder esa pureza que había encantado. Lo echaron del coro.

Toda historia tiene también su renacer, la parte de la conquista personal y donde se alojan las moralejas o enseñanzas.

A Hans se le habían terminado las oportunidades, había golpeado todas las puertas, ya no tenía a nadie para perseguir.
La directora del ballet, el director del coro y también el de teatro se juntaron con Hans y le ofrecieron otra salida, con tanta creatividad y tenacidad le dieron la oportunidad de educarse, ellos iban a pagar sus estudios a cambio de que Hans escribiera cuentos y obras originales para el Teatro de Copenhague.
Hans Christian Andersen escribió más de 300 trabajos entre cuentos, artículos y ensayos.

Más allá del color que pueda tener esta historia, me gusta porque rescato dos enseñanzas, la primera, es vivir una vida con propósito y eso se logra teniendo un objetivo claro, por más abierto que sea, pero tomando decisiones que nos acerquen cada día.
La otra, es a no cerrarnos a un sólo camino, teniendo claro el ámbito en el que nos queremos desarrollarnos a veces es mejor tomar a la vida de la mano para que nos guíe.

El parque de Churchill

Caminando nos topamos con este Parque que además de ser hermoso aloja el famoso Kastellet. Una obra militar en forma de estrella construida en el 1600 a cargo del Rey Christian IV. Aunque hoy mantiene actividades militares se puede ingresar y visitar libremente.

Volver a la infancia en los Jardines de Tivoli

Fuimos para la apertura de temporada de Halloween y fue volver a la infancia de verdad.
Nos subimos a “The Swing Carousel“, inaugurado en 1907 y que sólo se utiliza en las temporadas Halloween y Navidad, y visitamos la Casa del Terror “Hospital” y salimos vivos, es todo lo que voy a declarar.

Haciendo un poco de historia, el parque abrió sus puertas el 15 de agosto de 1843 y lo más increíble es que conserva la forma de sus orígenes. 

En su interior, además de la variedad de juegos para todas las edades, podés disfrutar de una sala de teatro y conciertos, varios restaurantes, cafeterías y un hall de comida que da al exterior del parque. 
Una de las atracciones más visitadas es The Fairytale House de Hans Christian Andersen, un paseo mágico por su historia y sus maravillosos cuentos, también podés visitar frente al Tivoli la estatua del escritor que mira a la entrada.

La entrada general es de unas 130 coronas danesas, o sea unos 20 dólares, pero después hay que pagar cada juego que son unos 4 dólares por cada uno.
El pase competo para todos los juegos cuesta unos 56 dólares.
Les dejo el link del parque para que puedan ver más info. Link

Mi recomendación: vayan en alguna fecha especial para disfrutar de la decoración del parque y lleven abrigo para disfrutarlo también en la noche, donde las luces hacen la magia. 

Copenhague Moderna

La arquitectura moderna danesa es digna de admiración. Si van pocos días con la obra que se van a encontrar seguro es la Ópera de Copenhague. A cargo del arquitecto Henning Larsen, la Ópera es considerada de las más modernas del mundo. La vas encontrar frente a la bahía de la ciudad, mirando a Palacio de Amalienborg, casa de la familia Real.

Hace pocas semanas los daneses gozan de “Copenhill” una pista de esquí construida sobre una planta de conversión de residuos energéticos.
Esta montaña urbana estuvo a cargo del grupo Bjarke Ingels.
Pueden conocer más sobre este arquitecto en el episodio sobre él de “Abstract”, en Netflix.

Si vienen a Copenhague les recomiendo que se informen sobre la arquitectura moderna para poder disfrutar más de la ciudad.

Para ir concluyendo aprovechen Copenhague para empaparse de un estilo de vida relajado y del clásico “Hygge” danés.
Para más datos de la ciudad no se olviden de chequear mi Instagram @TheNomadClub

Tu guía para conocer Budapest

Tu guía para conocer Budapest

Con total honestidad no estaba muy convencida de ir a Budapest. Teníamos que llegar a Estocolmo el 5 de setiembre y estábamos en Trebinje, al sur de Bonia y Herzegovina. Decidimos entonces ir hasta Sarajevo, para luego tomar un vuelo a Budapest, aprovechar para conocerla unos días y emprender viaje a Suecia.
Aunque el plan fuera bueno no me convencía, no sabía qué esperar, no sabía si iba a ser mucho tiempo o poco. No sabía.
Llegamos el 1 de setiembre y fue amor a primera vista.

Tuvimos un viaje súper rápido, llegamos a Migraciones y el oficial sólo nos dijo “hola” y “chau”, selló el pasaporte y ya.

Del aeropuerto a la ciudad

Nos hospedamos en un Airbnb del lado de Pest (la parte divertida) y para llegar ahí tuvimos que tomar un bus que tomás a la salida del aeropuerto por 900 huf, unos 3 usd por personas, hace pocas paradas y tiene como destino la plaza principal. El airbnb nos quedaba a unos 15 minutos, así que decidimos caminar.

Primeras impresiones

Llegamos pasadas las 15h por lo que el hambre atacaba y salimos a buscar algún lugar abierto. Así nos cruzamos con Karavan, una especie de garage abierto lleno de foodtrucks con comidas típica hungaras como el langos, una pizza frita con queso crema y sabores, o el famoso goulash. También hay comida vegetariana, hamburguesas, etc.
Con la panza llena nos fuimos de caminata. Nos fuimos cruzando con murales, puertas intervenidas artísticamente, bares decorados con mucha personalidad, y si, Budapest es under, es cultural y es de esencia joven.

Los Ruin Pubs

No tenía este concepto hasta que llegué acá y sin duda son un must. Ubicados en el Barrio Judío, el primero en abrir sus puertas fue mítico Szimpla Kert. Sus dueños decidieron en 2002 construir un bar en una casa abandonada forzosamente durante la Segunda Guerra Mundial, ante la deportación de más de 10.000 personas judías. No cambiaron nada el aspecto de como estaba, y así nació el concepto de “ruin pub”.

Hablemos de walking tours

Son nuestra nueva obsesión porque además de aprender nos llevamos tema para investigar después sobre hechos que nos sorprendieron o edificios que no conocíamos. Además de poder sacarte la duda de lo que quieras directamente con un local. 

Hicimos el tour de la ciudad, que nos llevó por las principales atracciones y además cruzamos el puente principal hacia Buda para conocer el Castillo y la iglesia.

Si te interesa hacer el walking tour te dejo el link acá: Free walking tours

Si los tours no son lo tuyo, esto es lo que no te podés perder:

Del lado de Pest

  • El museo de Artes, la fachada es una maravilla en verde jade.
  • El Parlamento – El arquitecto se inspiró en el Parlamento Inglés, y ya teníamos la data que los edificios del Parlamento fueron construidos con piedras de la isla de Brač en Croacia.
  • La Gran Sinagoga – La segunda más grande luego de la que está en Nueva York.
  • Basílica de San Esteban – Aunque no tiene la estructura de Basílica fue nombrada por el papa Pio XI “Basílica Menor”.
  • Los baños termales – Debido a una falla geológica Budapest tiene aguas termales por toda la ciudad, de hecho fueron los otomanos los que inculcaron la práctica de los baños termales. Lo Baños Széchenyi son los más visitados.
  • Muy cerca de La Plaza de los Héroes está el Castillo de Vajdahunyad, que se levantó en 1896 para una exposición pero debido al éxito se construyó en piedra y ladrillo.

Del lado de Buda

  • El castillo de Buda / Palacio Real
  • La iglesia de San Matías
  • La casa de Harry Houdini, que nació en Budapest bajo el nombre de Erik Weisz.
  • El Bastión de los Pescadores
  • La vista de Pest desde el castillo de Buda

Si están con tiempo vayan a la Isla Margarita, además de tener más iglesias y monumentos para ver, se encuentra los baños Platinus Strand y Spa, de gran calidad.

Entre paprika y gulyás

En Hungría todo lleva paprika y la encontrás en cualquier mercado, tienda, restaurante o supermercado. La comida en Budapest es bastante accesible comparada con otras ciudades europeas. Podés disfrutar de un almuerzo en el turístico Mercado Central sin dejar un riñón.

Gulyás del Mercado Central

Si sos como yo, que no como carnes rojas o pollo o cerdo, no desesperes porque siempre hay opciones. Podés optar por paprikas rellenas de verduras y se come también mucha pasta.

El gulyás lo podés comer más seco como en la foto de arriba o tipo sopa como la imagen a continuación. Según mi novio, ambas son deliciosas.

Sopa gulyás en Vía Luna

En el mismo restaurante yo me pedí unos ñoquis con salsa siciliana de diferentes hongos a la crema y era una delicia. Les recomiendo el restaurante Via Luna para una cena en pareja o en familia. La atención es más que genial y hasta nos hablaron en español al saber que éramos uruguayos.

Ñoquis a la siciliana en Vía Luna

En el Grand Café Budapest sirven desayunos TODO EL DÍA, hasta las 22h. Lo encontramos de casualidad buscando un lugar para merendar y como siempre en Budapest nos atendieron muy bien y este postre cito de chocolate blanco y fresas era una maravilla.

Ya sea de paseo por el día, de vacaciones o cualquiera sea el motivo que los traiga a Budapest no se olviden de perderse, de dejarse llevar por la buena vibra de la ciudad y de siempre mirar para arriba o para atrás, porque es una ciudad que te sorprende y te regala una postal. 

Kotor, Budva y Herceg Novi, las joyas del Adriático.

Kotor, Budva y Herceg Novi, las joyas del Adriático.

Montenegro no estaba en los planes y la verdad es que no sabía mucho de este país, más que se independizó en 2006 y desde 2017 los uruguayos no necesitamos visa para ingresar.

Nuestro primer destino fue Herceg Novi, el viaje lo hicimos desde Trebinje, a modo de “escapada” por el fin de semana.  Llegamos en un mini bus de unas 12 personas que casi perdemos en la estación porque estaba lleno, pero unas señoras muy amablemente le insistieron al chofer para que nos dejaran subir y nos hicieron el espacio.  No es un viaje largo, más o menos 1 hora y media, dos si la frontera se pone densa.

Cuando llegamos hacía mucho calor. La ciudad es costera, con más de 30 grados la gente estaba disfrutando de la playa. 
Herceg Novi es simple, o paseás por la ciudad vieja o disfrutas de la costa.
Eso sí, te advierto que tiene una parte alta y una baja, subir esas escaleras al mediodía en pleno verano no es la actividad más recomendable.

Empecemos el recorrido

Para una buena foto panorámica te recomiendo ir al Fuerte Kanli Kula, que en turco significa “Torre sangrienta”. 

Construido en el S. XVI este fuerte funcionó como seguridad y prisión del imperio otomano. La entrada sale 2€ por persona y la vista de las montañas es magnífica.

Otra parada es La Torre reloj que mandó a construir el sultán Mahmud en 1667 es por donde ingresás a The Old Town. 

Si estás con mucho calor en la plaza contínua se encuentra la fuente Karaca para refrescarse después de toda la caminata.
 ¡Tenía más ganas de zambullirme que de tomar agua!

Dentro la ciudad vieja podés recorrer varias iglesias como la de St. Jerónimo reconstruida en el S. XIX tras la destrucción de la original construida en 1856.

St. Miguel Arcángel es la principal de la plaza y es la más recomendada para visitar ya que conserva elementos del Imperio Bizantino, Romano, Gótico y Musulmán. Un buen mix cultural. 

 La de St. Leopold es producto del Imperio Veneciano y fue construida para homenajear a Leopoldo Mandic que fue proclamado Santo por el Papa Juan Pablo II.

No pudimos ver mucho más porque ya teníamos que irnos a Kotor, pero si van con tiempo pasen por la Fortaleza Española y vayan a la playa. 
La costa es amplia y la rambla está llena de locales para comprar souvenirs de los más creativos que he visto en estos cinco meses de viaje, ropa, helados y una gran oferta gastronómica.

Kotor

A eso de las 14 horas nos fuimos a nuestro Airbnb en Kotor, la vedette de Montenegro.
Esta ciudad fue elegida en 2016 como la ciudad del año por Lonely Planet, y su turismo no para de crecer.
Las Bocas de Kotor la forman varias ciudades costeras como: Kotor, Budva, Herceg-Novi, Perast,  Tivat, Risan, Dobrota y Prčanj. 

Lo que no hicimos pero te recomiendo hacer es ir en plan de 1 semana, elegir una de estas ciudades como base y aprovechar los días para recorrer las otras.

La ciudad vieja de Kotor la recorrés en una tarde, nosotros hicimos un tour para entender un poco más la historia de la ciudad por boca de un local y ponernos en contexto por donde estábamos caminando. 

Vista desde la ventana del Airbnb

La belleza de Kotor es creación del Imperio Veneciano que reinó hasta 1797 y luego pasó a manos del Imperio Austro – Húngaro y como todos los balcanes, fue parte de Yugoslavia hasta su independencia en 2006.

Lo interesante de esta ciudad es su geografía, algunos dicen que son los fiordos más australes, otros que es un cañón sumergido. La realidad es que en Kotor estás rodeada por montañas casi 360 grados. 

Una tarde en Budva 

A solo una hora de bus desde Kotor está Budva que ostenta las mejores playas, tiene de arena también. También poseé su ciudad vieja con aires italianos y es la elegida por jóvenes con ganas de fiesta (grupo del que me gustaría formar parte pero ya no me da el cuerpo).

Fuimos a comer a Verde, un local chico y supe rico que vende tortillas, wraps, ensaladas y demás comidas veraniegas. Lo encontramos por TripAdvisor en el momento y no defraudó para nada. Ideal para comer algo liviano. 

Si estás con ganas de merendar andá al Café Mozart que hacen café orgánico de Lavazza y sirven unos postres riquísimos. Eso sí las porciones son gigantes. 

Datos importantes:

  • La moneda es el Euro. 
  • La mejor fecha para ir es en primavera o empezando el verano.
  • Durante la temporada alta las rutas montenegrinas son un calvario y un viaje de 40 minutos te puede demorar 2 horas. Nos pasó al regreso de Budva hacia a Kotor y de Kotor a Dubrovnik, este viaje duraba como mucho 2 horas y se atrasó 6. Hermosa experiencia. 
  • Los pasajes se pueden sacar en el momento, aún en temporada alta.
  • El tour lo hicimos con la gente de Montenegro Hostel, tenés que reservar tu lugar. 

Ojalá te inspire a conocer este país encantador con grandes paisajes.

¡Contame tu experiencia!  

10 cosas para ver, hacer y probar en Zagreb

10 cosas para ver, hacer y probar en Zagreb

La historia empieza así, llegamos a Zagreb por casualidad y por necesidad. Antes de empezar el viaje teníamos planeados los primeros 3 meses, y como no tenemos pasaporte Schengen, teníamos que salir de la zona pasado este tiempo. Para asegurarnos la salida del área, compramos dos pasajes a Londres en tren desde Ámsterdam para presentar en migraciones y nos dejamos también unos 5 o 6 días para usar en schengen para no irnos tan apretados en tiempo. 

Pero también nos encontramos con un problema… clima y dinero. Reino Unido es una demencia de caro en temporada alta para cuando querés estar por mucho tiempo, y lamentablemente el clima no es el más alentador. Así que ya desde Bélgica, nos pusimos a ver opciones de lugares NO schengen buenos, bonitos y baratos. Así llegamos a Croacia desde Londres, más precisamente a su capital Zagreb. 

¿Vieron esa sensación de felicidad cuando toman una buena decisión? Así nos sentimos desde el primer día. 
Nos encontramos con un Zagreb vibrante, con calles llenas de bares, cafeterías, gente de todas las edades disfrutando de la noche. Personas amables, dispuestos a ayudar aunque no hablemos el mismo idioma. Una oferta cultural y natural magnífica. 
Zagreb no solo es hermosa sino que reúne todas las características para vivir una experiencia a largo plazo. 
No, nunca pensé que iba a vivir un mes en Zagreb y como siempre, agradezco esos sacudones del Universo que te hacen revisar situaciones que suelen terminar en muy buenas experiencias. 
Esta semana se termina esta travesía ‘agramita’ (gentilicio de Zagreb) y lo mínimo que puedo hacer es compartirles los mejores lugares para que vivan la ciudad al máximo.

1 – Free Tour Spirit de la ciudad

Es de las primeras cosas que hicimos en la ciudad y nos encantó. Sabíamos de la existencia de estos walking tours pero nunca habíamos realizado uno. En Croacia los tours gratuitos están prohibidos, por lo que ellos te cobran 1 kuna, algo así como un décimo de dólar, una ganga, terminado el tour le das el dinero que creas correspondiente por el paseo. 

Salen a las 11 am de la plaza principal y los identificás con el color naranja. Nuestro guía Luka nos llevó por los principales atractivos de la ciudad que son el Kaptol y Gradec. Además de ser informativo y que Luka le ponía bastante humor a las historias de cada lugar, es un buen pantallazo de lo que es Zagreb. 

2 – Tour de la guerra

Como saben Croacia formaba parte de Yugoslavia que era comandada por Josep Tito, al morir este personaje cada territorio empezó a reclamar su independencia y comenzaron tiempos de inestabilidad que derivaron en una guerra horrible en toda la región. 
Podemos conocer más sobre esta guerra y sobre todo la guerra de la independencia Croata en un tour especial que se realiza con previa reserva. 

Nuestra guía fue una chica de 29 años que tenía unos 4 años cuando finalizó la guerra y nos contó también cómo lo vivió con su familia, sus amigos y cómo es y fue crecer en un lugar con tanta tensión. 
El costo es de 25€ pero si hacés el walking tour, tenés un descuento y te queda en 20€.

3 – Asociación Croata de Pintores

Este edificio pasó por todo, acá se organizan exposiciones y eventos culturales. Fue ideado por el escultor Ivan Mestrovic. Este lugar era un pabellón de Arte hasta 1938 cuando estalla la Segunda Guerra Mundial y lo convierten en Mezquita. Aunque hoy volvió a ser la casa de los artistas, se lo sigue llamando “La mezquita“.

Asociación Croata de Pintores. Foto: TheNomadClub

Si les interesa recorrer museos y conocer más del arte croata, también pueden visitar el Museo Mimara, el Pabellón de Arte en la Plaza del Rey Tomislav, el Museo de Artes y Artesanía y el Teatro Nacional de Croacia.

4 – La puerta de Piedra

Ubicada en la ciudad alta, en la época medieval se podía ingresar a este lugar por La Puerta de Piedra. El acceso en su época sufrió un gran incendio del cual sobrevivió sólo una pintura de la Virgen María que se conserva aún en ese lugar con una pequeña capilla abierta y rodeada de cientos de agradecimientos tallados en piedra. La llamada “Madre de Dios de la Puerta de Piedra“ se convirtió en la protectora de la ciudad de Zagreb. 

5 – Dolac

Si aman la feria este es su lugar, acá se reúnen los productores de verduras, frutas, carnes y pescados para comerciar. Al Dolac también se le llama “el vientre de Zagreb“ ya que podés encontrar productos de cualquier región. Como toda feria es recomendable ir a primera hora en la mañana.

6 – El Parque Maksimir

Este parque nace como tal en 1794 y es el primer paseo público del Sureste de Europa. Cuenta la historia que el Obispo de Zagreb, Maksimilijan Vrhovac mandó a arreglar este bosque lleno de robles y arroyos al mejor estilo francés. En su momento lo llamaron “Maksimilijanov mi“ (La paz de Maximiliano), pero se fue modificando hasta llegar al abreviado Maksimir. 

7 – La Štruk

Si quieren deleitarse con la cocina Croata, este es el lugar elegido en la calle Skalinska 5.
Acá sólo se come Strukli un plato tradicional y no tan caro, tanto dulce como salado siempre viene caliente. 
Es como un conjunto de empanadas de masa más fina y rellenas con mucho queso fundido y crema. Nosotros probamos el de trufas, una delicia y también el de arándanos. Para que tengan una idea el de trufas era el más caro de la carta y nos salió 42 kunas que son 6 dólares.

Para los amantes de la cocina les dejo un link en inglés de la receta: https://youtu.be/hAAWydUnT20

8 – Plaza San Marcos

La plaza era centro junto a la iglesia que lleva el mismo nombre, de la antigua población de Gradec. Hoy la iglesia es una de LAS fotos de Zagreb con ese techo icónico.
Fue construida en el S. XIII pero la que vemos hoy fue terminada en el S. XIX por el arquitecto alemán Herman Bollé que añadió en el tejado de azulejos los escudos del Reino formado por Croacia, Dalmacia y Eslovenia. El otro escudo representa la ciudad de Zagreb.

9 – Brunch en Bonk

Ideal para brunchear un domingo de lluvia como hicimos nosotros. Este lugar lleno de estilo, con una decoración interesante es de los mejores para llenar la panza con cosas ricas y a buen precio.

10 – Jarun

Exigen playas en Zagreb, quizás no son las más elegidas pero están y rodean el Lago Jarún. Este espacio está totalmente acondicionado para el deporte. Tiene rutas de regatas, ciclovías y campos de juego.
Si estás cansad@ de salir por el centro, esta es otra opción, ya que a la orilla del lago se pone divertida la cosa con varios bares y boliches para disfrutar durante la noche.

Plitviče, el paraíso croata

Plitviče, el paraíso croata

Al Parque Nacional de Plitviče lo conocimos por un taxista. A Zagreb llegamos desde Londres, y al salir del aeropuerto nos tomamos un taxi por la app de EkoTaxi, que ya les paso el dato, tiene descuento con MasterCard todos los días, nosotros llegamos un Martes, día de 50% off, un golazo.

En la charla le preguntamos qué lugares podíamos conocer en las afueras de Zagreb, ya que nos íbamos a quedar un mes en la ciudad. Plitviče fue la respuesta. Ya habíamos escuchado y visto este lugar en Alan x el Mundo. Pero no lo asociamos en el momento, hasta que vimos las fotos en google y la maravillla de ese paraíso.

La experiencia es única pero requiere de cierta organización mínima para poder disfrutarla al máximo, así que voy a tratar de transmitirles nuestra experiencia.

Pasos previos a la visita

Antes que nada tenés que asegurarte la entrada, que se debe comprar online eligiendo día, hora y te da a posibilidad de comenzar el recorrido por la entrada 1 o la entrada 2. Sale unas 250 Kunas por persona, unos 38 dólares. (Link entrada)
La entrada la deben llevar impresa, ya que la piden al ingreso del parque y para hacer uso del bote y el tren.
Ante tanta concurrencia, decidieron limitar el ingreso para que se pueda disfrutar más, así que conviene comprarlas con anticipación teniendo en cuenta las condiciones climáticas. Nosotros sacamos las entradas unos 5 días antes. Está abierto todo el año, en los meses de verano es cuando hay más visitantes y en invierno es claramente otro paisaje. Igual de mágico, pero otro paisaje.
El parque abre a partir de las 7 am. Por eso hay muchos turistas que aprovechan a quedarse en la ciudad de Plitvice para comenzar bien temprano en la mañana cuando hay menos gente. Nosotros fuimos para el ingreso de las 9 am. No tuvimos que esperar tanto afuera y a pesar de que había mucha gente, la situación no era desesperante. Pero se recomienda ir lo más temprano posible.

El parque tiene una serie de programas o senderos marcados con letras para que puedas recorrer a gusto. Algunos comienzan por la entrada 1 otros por la entrada 2. Nosotros seguimos la recomendación de otros bloggers y comentarios y comenzamos por la 1 con el Programa C, que tiene una duración aproximada de 4 a 6 horas y un largo de 8km. Comenzando por esta entrada tenés la ventaja de ver las cascadas de frente, con la entrada 2 te quedan en su mayoría de espalda.

La entrada al parque incluye un barco y tren panorámico que te regresa al punto de comienzo.

A nosotros nos pasó que cuando llegamos al punto casi final del C, donde teníamos que tomar el tren/bus, para volver al comienzo de la entrada 1, todavía nos quedaban ganas de caminar así que enganchamos con el programa H, que es cómo el C pero del sentido contrario, así que volvimos caminando a la entrada del parque viendo algunos paisajes nuevos y pasando por las grandes cascadas por segunda vez. En total hicimos cerca de 15 km caminando.

Transporte

Listo, ya tenés la entrada y elegiste el sendero que vas a recorrer, ahora hay que llegar a Plitviče. El Parque se encuentra a unos 130km de Zagreb, se puede llegar por bus desde la Estación de Omnibus de la ciudad (un poco más de 2 horas) y el pasaje lo podés comprar por la web misma de la estación (que también está en inglés) o por Get by Bus. Tiene un costo de 85 Kunas aproximadas por persona.

Link estación Zagreb / Link Get by Bus

El pasaje de vuelta nosotros lo compramos en el mismo bus para no estar atados a un horario de retorno.

Qué podés hacer, que no

El Parque es Patrimonio de la Humanidad, hay vida silvestre como pájaros, peces, ratones en el bosque, patos, de todo. Este es su hábitat, su casa y lo mínimo que podemos hacer es respetarlo. Por lo que nadar en los lagos está completamente prohibido.

Podés llevar tu propia comida y bebida. De hecho es recomendable que lo hagas por si te ataca el hambre en la mitad del camino. Nosotros nos preparamos unas empanadas caseras y llevamos dos botellas de agua. Eso si la basura te la llevás o hasta un basurero o a tu casa, parece obvio pero vimos servilletas tiradas.
En el predio hay restaurantes pero están en los puntos de descanso como las entradas, las salidas de los botes o las estaciones del tren/bus. También ahí están los centros de información, mercados y tiendas de souvenirs.

El Parque es pet friendly, así que tu perro también está invitado, mientras vaya con correa.

Qué llevar

  • Pensá que vas a caminar bastante así que un buen calzado es fundamental.
  • Ropa fresca (Los caminos son bastante rectos, no hay que estar escalando nada, así que podés ir de vestido o pollera si te queda más cómodo).
  • Protector solar, INFALTABLE.
  • Repelente.
  • Gorro.
  • Comida.
  • Agua (abundante).
  • Lentes de sol.
  • No te olvides de la comida.
  • Entrada al parque.

Ahora solo queda disfrutar de esta maravilla de la naturaleza y agradecer la oportunidad de haberla visitado.

Si te sirvió esta info, ¡contame tu experiencia!

Camino a Andorra

Camino a Andorra

De Andorra no conocía mucho, sabía que se hacía esquí, que habían montañas, uno de los spas más famosos y que quedaba cerca de España y Francia. Pero no sabía con qué me iba a encontrar y aún mejor no sabía lo que me esperaba.
El camino a Andorra lo hicimos desde Barcelona, se llega solo por tierra y decidimos hacerlo por Bla Bla Car, fue el primero de muchos. Coordinamos con Jordi, un Barcelonés pasado en los 40s que vive en Andorra, así que temprano en la mañana partimos hacia el punto de encuentro.

Andorra La Vella

Jordi tiene un aspecto de montaña, ese look sin esfuerzo. Luego de una breve introducción, de intercambiar nombres, países y motivos del viaje, procedió a poner música, un disco de una banda que no recuerdo pero que sonaba a rock melódico español de los 80. Fede iba delante, yo preferí ir más cómoda atrás, leyendo “Charlotte“ de David Foenkinos, recomendado por mi querida María en las clases de escritura que tomé antes de venir a Europa. 
Nunca me había ni asomado a una montaña, así que cuando emprendimos carretera y empezaron a aparecer esos paisajes de alturas inimaginables no podía prestar atención a mi lectura. Intentaba seguir leyendo y mirar de vez en cuando para afuera, pero la tentación de la naturaleza se vuelve irresistible y me dejé llevar. 

Guardé el libro y me dispuse a disfrutar de esos paisajes, la verdad es que por esa carretera no sé cuando voy a volver a pasar. 
La vista se iba deleitando hasta que allá a lo lejos algo brillaba por demás. El reflejo del sol de la primera mañana jugaba una mala pasada y no me dejaba distinguir. Cuando al fin más cerca el misterio se develó y la nieve se dejó ver. 
No, nunca había visto nieve en mi vida y ver esa montaña gigante, con la cima blanca raramente produce esa sensación de calor, de naturaleza protectora. 
Luego de dos horas y media, o un poco más, llegamos a Andorra la Vella (o Vieja). Capital de Andorra y ciudad rodeada por los Pirineos entre España y Francia, un sueño.  Imaginen nuestro estado de emoción al salir a caminar y ver que estás rodeado totalmente por montañas y nieve, N I E V E.

En Andorra se habla Catalán, un idioma con una cadencia que te enamora al instante, queda apuntado en mis pendientes aunque sea intentar hablarlo y se escucha música de los 90´s como Gigi D´Agostino y otros grandes hits.   La ciudad es chica, llena de tiendas ya que Andorra La Vella es como un gran free shop, o al menos lo supo ser. Si piensan venir de compras averigüen antes los precios porque no todo conviene, sin embargo el impuesto es de los más bajos de Europa, yo me compré el IPad 2018 donde ahora estoy escribiendo este relato por 239€.

La magia de Ordino

La mayoría de la gente viene a Andorra La Vella a comprar, otra gran parte también a esquiar. Quizás los del segundo grupo son los que recorren más este principado y llegan a descubrir otras maravillas, como la que descubrimos nosotros, Ordino. 
Según Wikipedia, Ordino es una parroquia del Principado de Andorra, que posee 7 parroquias en total. Ejercen poder eclesiástico y civil a través de la comuna o “comú“ en catalán. Es de fácil acceso ya que tomándote un bus local llegás en unos 30 minutos. Pero llegás a otro mundo.  Este pueblo andorrano también rodeado por los Pirineos te deja sin aire, aquí se encuentra el pico de la Font Blanca de unos 2903m. Uno de los picos más altos del Principado y se jactó durante siglos de ser el centro industrial de Andorra, con gran poder en la industria metalúrgica.  También tiene muchas historias y leyendas de la época medieval. 

Ordino

¿Qué es lo más disfrutable de Ordino?

El silencio.

El canto de los pájaros.

Las cumbres nevadas.

El calor del sol en la cara.

El frío hogareño.

Los colores tierra.

Las tonalidades blancas,

El verde de los pinos.

El olor a pino.

Las construcciones de piedra.

El fluir del río.

El café caliente.

La madera rústica.

La gente amable.

Y las montañas vigorosas.

En fin, Ordino hace de la palabra abrumante un poema, de hecho me salió escribirle un poema que algún día me animaré a compartir. 

No se pierdan de visitar esta maravilla de la naturaleza.